Estas en » El aroma de la vida lo respiro al caminar » Archivo de Relatos » March 2016 » El "templo" Azib Tamasoult - (sokran Lahcen Y Mohamed) - Junio 2015
Monday 28 de March de 2016, 21:03:28
El "templo" Azib Tamasoult - (Sokran Lahcen y Mohamed) - Junio 2015
Tipo de Entrada: RELATO | 1 Comentarios | 1384 visitas

Quer�a rendir un sincero y modesto homenaje a un refugio a la sombra de los dos multitudinarios que se hayan en el valle del Toubkal y referentes para subir la cima del mismo nombre. Me refiero al Refugio Azib Tamsoult en el valle Azzaden, el cual recorr� en el descenso de la �ltima ascensi�n, las m�s interesante y solitaria; el Biguinnouesnse (4002).

 
 
Descripción

 

Era mayo y tras un viaje truncado a Tailandia  decidí hacer dos cosas que tenia en mente desde hace algún tiempo; volar a Lanzarote para sacarme unos certificados de buceo más avanzados y viajar al Atlas para ascender mis primeros cuatromiles. Al final fueron seis me parece.

 

 Para mi aventura en el Atlas y al ser la primera vez que viajaba solo al extranjero decidí contactar con un guía. Gracias a la red hablé con Lahcen de quien había grandes referencias. Vereis que a lo largo de la redacción apoyaré dichos comentarios que intentaré ejemplificar incluso con hechos. 

 

Le comuniqué aquello que quería hacer y sin ningíun problema planifiamos a mi gusto los detalles de la ruta, improvisando en el último momento alguna de ellas. Igual que cuando voy solo a Pirineos.  Asimismo me brindó la posibilidad de conocer el Valle de Azzadene y por supuesto mi estimado y especial  Refugio  Azib Tamsoult o templo como me gusta llamarlo a mi. No conocía esta variante, solitaria hermosa e intensa (un pedregal interminable)  de regreso a Imlil. Conviertiendo la totalidad de la ruta en circular. Pasé tres noches en el refugio del Toubkal, tranquilo pero con bastante movimiento. 

 

De las ascensiones en el macizo el Toubkal se ha hablado mucho, así como de sus respectivos refugios, así que no haré a más alusines a los mismos; mi aportación sería cuanto más anecdótica. Me animé a escribir estas líneas esencialmente por dos motivos; mencionar al refugio cuyo nombre da el título a esta reseña y agradecer a Lachen su atención y hospitalidad.

 

  Tras la trepidante bajada del Biguinnouesnse, pasando por algun nevero que mereció la prudencia de calzarse las crampones, tras una tartera que parecía no acabarse nunca... tras pasar por el refugio cerrado  de la Tazarhat (3000 m) junto a un bella cascada y tras sobrepasar la engimática cascada de Ighoulinden llegamos al Refuge Azib Tamsoult du 2.250 m. 

Tiempo para meditar, para el recogimiento en un ambiente no ideal sino que obligaba a ello. No tarde en dejar las cosas en las cómodas literas y salir a contemplar el hermoso paisaje que tenia el placer y la suerte de contemplar... de vivr en él. Me embriagó un estado de calma insospechado... arropado por una brisa suave y limpia, llena de energía y templanza y siendo observado a mi espalda por montañas de más de cuatromil metros, me senté piernas en cruz en la misma terraza del templo frente al valle y al rio que bajaba de las montañas más cecanas que parecía que podría alcanzar si alargaba un poco la mano... allí estaba yo sin ser consciente meditando mienteras los pocos que me acompañaban en el refugio hacían lo propio encanrándose hacia la meca. Una armonía dificil de explicar con palabras. El sol alimentaba el estado de pureza y tranquilidad con incomparable acierto y el olor natural que desprendía vida y virtud en dosis similares cercenaba cualquier hedor del pasado que pudiera perturbar la meditación. El aire tenia vida y al entrar en tu interior te deba un poquito a ti también. 

Rogué a Mohamed de quedarnos en tan distinguido lugar todo la mañana del día siguiente. Y así fue. Nada se me había perdido más abajo. 

Desde luego este refugio era especial. También por dentro minimalista y acogedor, austero y confortable, hogareño, amable. Invitaba a escribir y leer. Fue allí donde terminé un libro en cuyo interior se hablada del budismo como filosofía y camino. "Ética para Alicia". 

Una vez dentro estas son las primeras frases que escribí (Junio 2015):

-¿Estoy en un templo budista? No, pero si alguna vez he imaginado uno sería así. He pedido quedarme mañana aquí hasta mediodía. La paz, la energía es indescriptible. [...] Si ayer medité en el refugio del Toubkal hoy no hacía falta hacerlo bajo ninguna postura concreta o técnica; salía solo; es más; era casi obligado hacerlo. [...] Se acerca el final del viaje y he opasado por bastantes estados, ha sedo una especie de ecosistema dentro de este tiempo que llamamos vida. [...] No se trata de buscar continuidad en esto porque fracasaria ya que aunque se repita nunca se vivirá igual, no obstante hay cosas que te alejan o te separan de quien eres, y de ellas hay que toamr nota. [...] Iba a decir mientras escribo estirado en un sofá árabe que estoy como en casa, pero no es cierto, estoy mejor. Sin menospreciar lo que tengo allí, no se trata de una comparación sino de una revelación que actua en consecuancia.[...] .. en un país diferente, religión distinta.... ¿que nos une? Respiramos el mismo aire, ese que nos alegra cuando vemos al prójimo feliz [...] que provoca que el semejante este bien; cuando se alimenta la empatía que puede enderexar el mundo. [...] Voy a leer.

Al día siguiente concluía mi estancia en el templo:

-Que bien se está aquí. [...] Es acogedor a rabiar. [...] Piensa en la acción espontánea y meditatiba, Es libre o debería serlo. Esto es lo que nos convierte en individuos y nos hace distinguirnos del resto. Pero tambien nos une, todo ello invita a entenderse unos con otros y establecer lazos de concordancia. Mañana, "ixiala" vuelo a Barcelona.. ¿habrá significado algo este viaje? ¿o es que acaso no lo habrá hecho ya? ¿Pasamos la vida esperando? [...] Y llegó la liberación, la purga, el reconociminto de uno mismo aunque efímero, el desasosiego que se transforma en emocionales lágrimas redentoras de sosiego, de purificación... llegó. Ya puedo partir.

En la llegada a Imlil me esperaba  Lahcen invitándome a cenar en su casa. Me siento obligado a destacar su hospitalidad, su antención y preocupación; no olvidadré por ejemplo que hiciera subir a una persona con crampones para poder afrontar la última ascensión por presencia de nieve en el poco inclinado corredor o que quisiera darme un poco de dinero para comprar un recuerdo que me quedaba pendiente (y es que lo que me sobraba se lo habia dado a Mohamed a modo de propina por su amabilidad y cuidados) a lo cual me negé rotundamente y que pude solventar con algún modesto recuerdo, así como que por un malentendido me hizo un precio para dos personas y aunque al llegar viniera solo no cambió absolutamente nada de lo acordado. Esos son solo unos detalles más de cuan acojido me sentí por estas personas sin mencionar que de Imlil al areopuerto simplemente fui en su coahe con su familia. No puedo estar mas agradecido. Seriamente tenemos mucho que aprender de lo que es la hospitalidad más allá de los intereses personales y postureo protocolario.

Hace meses que tenía pendiente escribir esta reseña y ahora una lesión y en un periodo no muy amable en mi vida dibujo un oasis poara hacerlo; se lo debía al refugio, a Mohamed y Lahcen, pero sobretodo creo yo a la posibilidad de dar a conocer un lugar especial y acogedor poco conocido pero que puede servir para conocer la energía del Toubkal desde otra perspectiva menos frecuentada pero que no rivaliza sino gana en belleza y sobrecogimiento. 

 

Gracias. Soukran.

 

IFF.

 

Aquí os comparto el contacto de Lahcen:
 
Lahcen Bouredda
bouredda.lahcen@yahoo.fr
www.toubkalguideterk.com
+ 212 6 68 76 43 25

 

Album Fotos

 




 



Álbums de Fotos relacionados:

1 Comentarios
Enviado por Aziza el Saturday 9 de April de 2016

“Me alegro que haya cumplido con tus expectativas Igor! 😊”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook